Icono del sitio DYLCA Reformas

Ideas para decorar tu salón con mesas de centro modernas

Reforma de salon DYLCA Reformas

Las mesas de centro son elementos que mezclan la funcionalidad con la belleza. De la misma forma en la que pueden sernos útiles, también construyen una equilibrada composición en el salón y el resto de sus elementos.

Es por eso que vamos a dedicar este artículo para darte ideas para decorar tu salón utilizando mesas de centro como principal protagonista.

Mesas de centro y sus formas

La mesa de centro ideal existe, sólo debes pensar cuál es la que mejor le quedaría a tu salón; pero, habiendo tantos diseños y formas disponibles en el mercado, ésta podría convertirse en una tarea difícil de realizar.

Mesas cuadradas

Las mesas cuadradas son ideales para espacios pequeños, sus lados paralelos ofrecen la sensación de abarcar el espacio central de manera equilibrada. Este tipo de mesas pueden ser altas o de mediana altura.

Las mesas cuadradas clásicas son de cuatro patas, pero las más modernas pueden tener diversas formas, de preferencia de líneas fluidas formando una sola estructura, con patas ocultas o sin patas.

Mesas rectangulares

Las mesas con forma rectangular están muy de moda. Las podemos encontrar de diferentes materiales y tamaños. Este tipo de mesas pueden ser bajas o de altura media, nunca altas. Son ideales para salones de gran tamaño y mucha iluminación.

Este tipo de mesas lucen mejor con patas muy bajas o invisibles. Los estilos más modernos incluyen repisas inferiores que multiplican su funcionalidad.

Mesas redondas

Las mesas redondas corren el riesgo de perderse dentro del estilo de un salón, por lo que se recomienda que sean de gran tamaño y bajas para salones amplios o pequeñas y altas para salones más reducidos. En este último caso, es necesario un conjunto de mesas de tamaño variable que formen un grupo central.

Para este tipo de mesas, lo ideal es que se compongan de una única base y no varias patas.

Otras formas de mesas

Podemos encontrar una infinidad de formas en mesas de centro. Para decidir finalmente aquélla que mejor armonice con nuestro salón es necesario tener en cuenta su simetría, ya que ese factor tiene efectos diferentes en la fluidez visual del resto de la estancia.

Las formas simétricas aportan organización dentro de un salón, mientras que las asimétricas rompen con el orden con respecto al resto de los elementos que la rodean. Para conseguir el mejor efecto, es indispensable comprender la composición del salón y cual es el carácter que queremos que este tenga.

La madera como protagonista de cada salón

Hoy en día podemos encontrar mesas de centro compuestas de muchos materiales diferentes. La composición de una mesa de centro también juega un papel importante en términos decorativos.

Sin embargo, la madera es un material tan versátil y es posible encontrar tantas variedades de la misma, lo que lo convierte en el material por excelencia de cualquier mesa de centro moderna.

A continuación, vamos a darte algunas ideas de mesas de centro elaboradas con madera en conjunto con otros materiales.

Mesas enteramente de madera

Las mesas de madera son las más clásicas; no obstante, nunca pasan de moda. Gracias a la gran cantidad de clases y tipos de madera que existen en el mercado, perfectamente pueden lograrse estilos diferentes y acabado únicos al utilizar una variedad diferente de este material..

Las mesas que son completamente de madera, evocan naturalidad y elegancia. Las más modernas añaden funcionalidad adicional a sus diseños para convertirlas en elementos prácticos y de belleza.

Mesas de madera y cristal

Las mesas de centro de madera y cristal suelen considerarse una elección segura para cualquier salón. Son prácticas, elegantes y sencillas. No obstante, no aportan mucho carácter a un salón.

Es posible conseguir algún diseño vanguardista que utilice estos dos elementos y los haga funcionar de manera que expresen la personalidad de un salón; sin embargo, es una combinación tan común que realmente no aporta nada nuevo en una estancia moderna.

Mesas de acero y madera

Al no ser una combinación tan común, las mesas diseñadas con estos materiales brindan un estilo rústico y moderno que armoniza muy bien en la mayoría de las estancias.

Al utilizar esta mezcla de materiales, no debemos olvidar que la madera debe resaltar como protagonista de la estructura, siendo el acero la pieza que enmarca su forma y la hace resaltar. De forma contraria, podríamos obtener un resultado opuesto al deseado.

Elementos para decorar mesas de centro

Las mesas de centro, a pesar de ser las protagonistas de la decoración en el salón, también requieren elementos que las acompañen, ya sea resaltando determinada característica de las mismas, contrastando con su color o forma; o bien enmarcando su superficie sin romper la armonía.

Elementos de altura

Como las mesas de centro suelen ser bajas, lo ideal es poner en ellas elementos que rompan con esa línea y proporcionen una variedad interesante de alturas.

Para ello, podemos utilizar candelabros y/o floreros. Si no contamos con objetos de este estilo tan altos, podemos usar floreros más pequeños o velas; y para darles más altura, los apoyarnos de algunos libros apilados.

Ornamentos esféricos

Podemos encontrar una gran variedad de adornos en forma de esferas, de colores y tamaños diferentes que armonizan muy bien con las líneas rectas de cualquier mesa. Por lo general estos elementos se colocan sobre una bandeja o fuente de cristal que hace juego con la estancia.

Si queremos añadir un efecto más natural a nuestro salón con este concepto esférico, podemos utilizar piñas de pino, naranjas, limones u otras frutas similares.

Bandejas decorativas

Las bandejas para decorar las mesas de centro se han vuelto muy populares. No solo por el factor decorativo que le imprimen a cualquier habitación, sino también por su funcionalidad.

Una bandeja es un elemento práctico que puede colocarse y quitarse de forma rápida y sencilla y a su vez puede combinarse con diferentes componentes siempre que se desee.

Libros como elementos decorativos

Ahora los libros forman parte de los componentes decorativos de un salón. Ya no basta con colocarlos en repisas y estanterías, sino que pasan a la primera fila para ser observados por todos.

Los mejores libros para decorar una buena mesa de centro, son aquellos de lomo grueso (no tan gruesos como una guía telefónica ni tan delgados como una revista) y tapa dura. Es preferible utilizar libros grandes y colocarlos apilados cerca de las esquinas de la mesa de centro. No es aconsejable utilizar más de tres libros apilados a la vez.

Salir de la versión móvil